• “El desempleo es un disciplinador importante y tiene que ver con una estrategia”

    CompartirShare on Facebook4Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0

    El titular del gremio del Seguro hizo un repaso sobre la situación actual de la Argentina y e pronunció sobre la movilización del 22 y los recuerdos del 7 de abril, cuando sectores del kirchnerismo y de la izquierda provocaron desmanes y destruyeron el atril de Perón.

    Jorge Sola, secretario de Prensa de la CGT y titular del gremio del Seguro, brindó una entrevista al periodista Jorge Duarte de la Agencia de Noticias Telam, en la que aseguró que la “naturaleza” de Mauricio Macri lo hace elegir a los empresarios por sobre los trabajadores, pero tampoco ahorró criticas contra los candidatos de la oposición, como Sergio Massa, Cristina Kirchner, y Florencio Randazzo, por “no salir a defender a los sindicatos”.

    Sola sorprendió con declaraciones poco habituales: “Sabemos que a veces no representamos a la totalidad del movimiento obrero”.

    El dirigente evaluó la situación actual de los salarios en la Argentina y según los cálculos de la propia CGT, ha habido “una pérdida de entre un 5 y 6% que no fue recuperado, ni siquiera con el bono que se había consensuado en la Mesa del Diálogo para la Producción y el Trabajo, que dejó de funcionar por los incumplimientos empresariales, ni tampoco en las actuales paritarias”. “Hay actividades que tuvieron que cerrar paritarias con la pauta del Gobierno porque tienen una fuerte destrucción de empleos. Eso hace que no puedan apretar demasiado en el reclamo porque lo que está en juego son los puestos de trabajo de mucha gente”, sintetizó el cegetista. “El desempleo es un disciplinador importante y tiene que ver con una estrategia buscada. Determinaciones como la de PepsiCo, de erradicar una empresa y llevarla a otro lado, sin importar lo que suceda con los 600 trabajadores, por más dinero que les hayan puesto, implica que esos trabajadores no recuperarán fácilmente su posibilidad de trabajar.

    Solo hizo un repaso sobre las alternativas que se implementaron y que afectaron a la clase trabajadora. “No sólo la apertura de la importación ha hecho mella en la caída del poder adquisitivo, en el consumo interno y en la generación de empleos en las PyMES, sino que las grandes empresas también toman determinaciones sin importarles la afectación social que puedan tener.

    “Macri decide volcarse al sector empresario, que es de donde proviene. Nadie le dice que niegue su naturaleza, pero él asumió su mandato con otros compromisos y otras promesas, y las incumplió todas”.

    El Gobierno Nacional, conjuntamente con la Justicia, han avalado las intervenciones de varios sindicatos como el SOMU, Canillitas o en Jujuy, a los Azucareros. A esto, el oriundo de Venado Tuerto sostuvo que estas actitudes funcionan como “disciplinador”; “nosotros tenemos cuatros gremios intervenidos, sin plazo cierto de devolución a los trabajadores. Va más allá de quienes estén al frente de los gremios. Lo que no puede hacer el Ministerio de Trabajo, ni la Justicia cómplice, es dictar una intervención sin plazo de entrega a sus conductores naturales, que son los trabajadores. No puede haber, como en el caso del SOMU, una intervención indefinida, cuya interventora deja el cargo para irse como candidata a senadora. No he visto a nadie del arco político que haya salido a reclamar por la representatividad sindical, ni por la intervención a los gremios, salvo los dirigentes de izquierda que provienen de sectores obreros. Yo no he escuchado ni a Massa, ni a la ex Presidente, ni a Randazzo, salir a defender a los gremios”, lanzó.
    Ya metido en la movilización del 22 de agosto, Sola adelantó sobre el documento que va a emitir la CGT en relación a sus consideraciones sobre la situación actual. “Vamos a hacer un plenario ampliado multitudinario y luego terminará en una notable manifestación en contra del Gobierno. ¿Esto modificará en algo el accionar del Gobierno? Es probable que no, pero lo que no podemos dejar de hacer es mostrar que va contra de los intereses de los trabajadores”.

    Jorge Duarte: ¿Temen que el 22 de agosto se reiteren episodios como en la marcha del 7 de marzo, cuando el kirchnerismo le copó el palco al sindicalismo?

    “Si como se dice normalmente, nos quieren tirar un muerto, sabemos que los responsables son otros. Nosotros, cuando pasó lo que pasó en la última gran marcha de la CGT, que estuvo tomada por sectores de la política y amplificada por los medios afines, supimos claramente que era una operación armada. Pero no vamos a dejar de correr el riesgo que tengamos que correr, tomaremos las precauciones necesarias, aunque sabemos que las cosas suceden por operaciones.

    “Hay un sector mediático que alienta y hace análisis muy claros sobre que: o no representamos a nadie, o representamos lo peor de la sociedad. Nosotros creemos que representamos a nuestros trabajadores y cada uno es votado mayoritariamente en su gremio. De ahí en más, los análisis que hagan los analistas políticos y los editorialistas corren por cuenta de ellos. La historia dirá qué hicimos bien y qué hicimos mal”, concluyó.

    CompartirShare on Facebook4Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0