• La Cicop en alerta y con posibles denuncias penales en el Hospital Posadas

    Los médicos bonaerenses resolvieron el estado de alerta y movilización luego de instalar la carpa en “Defensa de la Salud Pública”, el pasado jueves. Además, amenazan con denuncias penales por el conflicto en el Hospital Posadas.

    La CICOP determinó el estado de alerta y movilización en reclamo de la reapertura de la paritaria y en rechazo de “una mejora salarial del 18 por ciento en cuatro tramos” para el año, como ofreció el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires. La medida se adopta luego de la instalación de la Carpa Sanitaria en el Obelisco y 24 horas de paro en los hospitales y centros de salud bonaerenses.

    Corsiglia, solicitó una audiencia al recién asumido ministro de Salud, Andrés Scarsi que aun no fue concedida por el funcionario. “El objetivo de esa actividad fue visibilizar ante la sociedad y los medios de comunicación la grave crisis de funcionamiento del sistema de salud bonaerense y la problemática situación de recursos humanos e infraestructura y rechazar la paupérrima oferta salarial del gobierno de María Eugenia Vidal”, manifestó el presidente del sindicato, Fernando Corsiglia.

    “En el único encuentro paritario de mayo último, el Ejecutivo provincial ofreció una mejora del 18 por ciento en cuatro cuotas para todo 2017, y no hubo una nueva convocatoria”, agregó el dirigente.
    El paro de 24 horas del jueves 13 fue el número 23 en el año y, en 16 de esas protestas, solo se atendieron emergencias por guardia y a pacientes internados, y hubo 7 huelgas de 48 horas y 9 de 24.

    En relación al conflicto que los estatales mantienen en el Hospital Posadas, Corsiglia detallo que “la justicia en lo contencioso-administrativo de San Martí­n dictaminó más de 120 cautelares” y que esto “implicó que las empleadas beneficiadas con ese instrumento deben cumplir los horarios previos a una resolución que determinó cambios. La seccional del gremio estudia posibles denuncias penales contra las autoridades, que despidieron al licenciado en enfermería Miguel Miranda, con ocho años de antigüedad y referente de los franqueros”.