• Mientras arde la interna de Comercio, Triaca se involucra personalmente en el dilema Carrefour

    En el Ministerio de Trabajo hoy se encuentran citados los dirigentes de la Federación de Empleados de Comercio que conduce Cavalieri y las autoridades de Carrefour para dar con la solución que sanee el problema del hipermercado francés.

    Desde este mediodía, en la sede central del Ministerio de Trabajo, autoridades de Carrefour y de la Federación de Empleados de Comercio se reunirán para intentar darle una solución al conflicto que tiene a mal traer al Gobierno, en relación al Proceso Preventivo de Crisis, el cual fue presentado por la cadena francesa.

    A parecer, el ministro Jorge Triaca en persona sería quien se encargue de mediar en el problema, ya que el trasfondo de esto también sería una interna sindical entre el propio Armando Cavalieri, jefe de los trabajadores de Comercio, y Ramón Muerza, un dirigente que le pisa los talones al histórico secretario general y que pertenece a las filas de la seccional Capital Federal. En las elecciones de agosto, Muerza disputaría el sillón principal con Cavalieri. Por eso, la interna gremial toma cuerpo al no haber participado el porteño de las primeras reuniones pero, al parecer, habría habido un acuerdo entre las partes. Muerza tendría un núcleo de gente seguidora importante para sus ambiciones nacionales.

    También:

    Carrefour presentó un Procedimiento Preventivo de Crisis, mecanismo previo al despido y suspensión del personal

    Semanas anteriores, Muerza realizó movilizaciones a Alem 650 con una nutrida cantidad de trabajadores de Carrefour y Coto, para exigir la pronta solución del hipermercado francés, pero también para prevenir al Ministerio sobre lo que podría suceder en Coto. Resulta que la segunda empresa en cuestión no estaría atravesando su mejor momento y todos temen que le sea la segunda en presentar un quiebre en la situación empresarial y esto le traiga consecuencias a los trabajadores.

    También:

    Semana clave ante la situacion de Carrefour y sus empleados

    El gremio de los Moyano, Camioneros, también está involucrado en esta disputa ya que son 1.500 trabajadores afiliados en el sindicato verde que ven amenazada su fuente de trabajo por lo que la convocatoria a los dirigentes del principal gremio opositor de Casa Rosada estaría al caer.

    Más en Sonido Gremial