Notas Noticias

LAS CENTRALES NO ROMPIERON EL VÍNCULO, PERO AVISARON

La marcha hacia el Monumento al Trabajo, de todo el arco sindical, fue multitudinaria y colmó todas las adyacencias desde 9 de Julio hacia el Bajo porteño. Moyano tuvo un discurso duro pero no rompió el vínculo con el Gobierno.

Miles de manifestantes marcharon al monumento del trabajo por la convocatoria de las cuatro centrales obreras, y marcaron un precedente al Gobierno de Mauricio Macri. Moyano advirtió que si el presidente veta la ley, podria producirse un gran paro nacional. Resultó extraña la ausencia de Luis Barrionuevo, quien recibió criticas por parte del líder de la CGT Azopardo.

La marcha de las cinco centrales obreras, que finalmente no fueron tales, resulto una manifestación multitudinaria frente al Monumento al Trabajo. No rompieron, pero si advirtieron. Luis Barrionuevo no estuvo presente. “No se por qué no vino, después lo voy a llamar”, dijo Caló. El movimiento obrero tuvo una expresión de unidad fuerte, “espero que el gobierno tome nota”, coincidieron todos los actores. Tanto Hugo Moyano, Como Antonio Caló, Hugo Yasky y Pablo Micheli aseguraron que “si Macri veta la ley anti despidos que, seguramente, se va a aprobar en el Congreso (ya obtuvo media sanción en el Senado) no se descarta un paro nacional, sería un medida muy antipopular”.

En un hecho inédito, en una marcha en la que estuvo involucrada la CGT y la CTA, hubo corrientes las cuales no suelen adherir a esta clase de manifestaciones, como las banderas con el ex Presidente Raúl Alfonsin, del radicalismo; la CCC (Corriente Clasista Combativa), entre otras.

Moyano decidió manifestarse sin romper el vinculo con Mauricio Macri, pero sí marcar las diferencias que existen entre el pensamiento del sindicalismo, en su conjunto, y las políticas llevadas a cabo por la actual gestión de gobierno. “Nosotros estamos del lado de la vereda de los trabajadores, si ellos deciden cruzar, será su decisión, no nuestra”, gritó Moyano a las mas de 100 mil personas que alli se encontraban. Muchas columnas, como la de SATSAID (si sindicato de la Televisión) rumbearon hacia el lado contrario del escenario por la cantidad de manifestante que había.