• Docentes universitarios: no comenzarían las clases ante la negativa de Educación

    Docentes universitarios; el Ministerio de Educación se niega a recomponer el 16% de la pérdida de los salarios y peligra el comienzo de clases. “No vamos a hacernos cargo de la mala política económica que este gobierno está llevando”.

     Los educadores universitarios volvieron a reunirse en el Ministerio de Educación en búsqueda de un acuerdo pero desde el oficialismo se negaron a recomponer el 16% de la pérdida que sufrieron los salarios que sufrieron los salarios el año pasado contra la inflación marzo 2018-febrero 2019, que fue del 41% del período paritario. El año pasado en paritarias lograron un 25% de aumento. 

    Participaron del encuentro varias de las asociaciones de base: ADAI, ADEIUNAJ, ADIUNQ, ADUNA, ADOI, ADULP, ADUNSADA, ADUNSE, ADUNTREF, AFUDI, AGDU Río Cuarto, AGD Entre Ríos, COAD, FEDUBA, SIDIU, SIDIUNLAR, SIDUNCO, SIDIUNSJ, SIDIUNT, ADUNCE, ADUNOBA, entre otras.

    El secretario general de CONADU,  Carlos De Feo, manifestó: “Sin aumento acorde a la inflación el inicio en las universidades va a estar complicado”. “Cerramos una paritaria en 25 puntos y la inflación fue del 41% en el período paritario, pero el ministerio alega no tener recursos para esta diferencia”, afirmó el dirigente.

    “Si no hay un aumento acorde con el desfasaje inflacionario el inicio del año en las universidades nacionales va a ser complicado”

    “No vamos a hacernos cargo de la mala política económica que este gobierno está llevando. Si no hay un aumento acorde con el desfasaje inflacionario el inicio del año en las universidades nacionales va a ser complicado”, dijo De Feo.

    El representante sindical concluyó diciendo: “Esto tiene que ver con el avance sobre las universidades públicas, no es un tema presupuestario, es claro porque hay dinero para seguir bancando la fuga de capitales. Acá hay una idea de achicar el Estado y las universidades y entregarlas al mercado privado”. “El gobierno tiene que hacerse cargo de esta situación. Acá está en juego la calidad educativa y el Derecho a la educación superior”.