• Un centenar de despidos en IBM intensifican el debate por la idiosincrasia gremial

    Ignacio Lonzieme, titular de la Unión Informática, habló sobre los despidos de firma IBM y de los cruces ideológicos con los sindicatos que intervienen en la actividad. Plantea el joven dirigente el debate sobre la clase de sindicalismo que viene.


    La multinacional informática IBM se encuentra en un proceso de achicamiento absoluto y si bien dentro del rubro es una constante la entrada y salida de trabajadores del sistema registrado, en este caso, los más de 100 despidos empeoraron el escenario. Desde la Unión Informática, gremio que conduce Ignacio Lonzieme, denunciaron no solo las cesantías sino la “inacción” del gremio mercantil.

    “IBM siempre despide gente, es dinámico y constante, esta actividad es así, pero el problema es cuando en estas volteadas caen trabajadoras como pasa en este caso –entre otras- con 2 criaturas y con necesidades de trabajar y de una obra social”, relata Lonzieme, entre varios de los casos del centenar de despidos en la firma.

    También, el joven dirigente hace mención y cruza al gremio mercantil por su “inacción” al momento de la representación y defensa de los puestos de trabajo. “Nosotros somos realmente los que estamos marcando la agenda de lo que pasa en la empresa. Por ejemplo, después de algunos llamados de atención, hubo un ajuste del 20% en los haberes básicos”, saca pecho el trabajador gremial en dialogo con Sonido Gremial.

    Allí es cuando Lonzieme se la juega y golpea la carta sobre la mesa: “Hoy está en debate qué tipo de sindicato necesita la actividad informática, si uno que este sujeto a las viejas lógicas e internas del sindicalismo y formas de construcción o si va a tener dirigentes a la altura de la circunstancias, con las discusiones que existen en este momento, como las plataformas móviles; y si estará al servicio del movimiento obrero o de intereses egoístas, hay que sobreponerse a esto”.

    Luego, hace un paralelismo con la agente de tránsito Cintia Choque, que fue arrollada por un irresponsable y asesino al volante. “Hay miles de informáticos que están en las mismas condiciones, bajo régimen de monotributo y con 20 o 25 mil pesos de bolsillo; hay que hablar de verdad de lo que pasa en la actividad, y no solo de lo que quiere instalar el sector corporativo”, finaliza.

    Más en Sonido Gremial