• Llega el FMI a la Argentina: ¿Donde está la plata del préstamo?

    El Fondo Monetario Internacional llega a la Argentina para controlar la conducta crediticia del Gobierno, al tiempo que este se encuentra lejísimos de aportar las soluciones para las que fue al Organismo internacional.

    Desde hoy, el FMI vuelve a pisar suelo argentino para revisar el acuerdo al que todo el país se opuso. De que la entidad prestamista se quede conforme con el comportamiento del equipo económico nacional, depende la llegada de unos nuevos 7.800 millones Derechos de Giro (DEG), equivalentes a unos USD 10.900 millones.

    Hasta el momento, lo desembolsado por el FMI, monto el cual asciende a USD 28.200, no han provocado crecimiento alguno en la economía local. Por el contrario, la industria nacional no hay detenido su caída, casi llegando al 15% en 2018. El team de Mauricio Macri no hay insertado esos dólares en la economía regional, por lo que no han crecido tampoco los comercios, de hecho muchísimos han tenido que cerrar. Ni hablar las Pymes.

    Esos 28 mil millones de dólares, fueron entregados al BCRA de la siguiente manera, según detalla un informe detallado del CEPA: $15.000 en junio de 2018, USD 5.600 en septiembre 2018 y USD 7.600 en diciembre 2018. Si se adicionan los USD 10.900 que se esperan a marzo 2019, se alcanzaría un préstamo concretado de USD 39.100 millones, es decir, el 70% de los montos acordados con el organismo.

    Todo lo anteriormente mencionado, con el aliciente que en junio 2018 hubo que renegociar el préstamo, y se agregaron USD 7.000 millones a los USD 50.000 del primer acuerdo, totalizando USD 57.000. “Esta ampliación se realizó a pesar de haberse reconocido notorios incumplimientos en las metas de inflación, la utilización de la emisión de dólar futuro como herramienta de contención del dólar y la pérdida de reservas del BCRA”, analiza el Centro de la Economía Política.

    Aun es inentendible como la cantidad de dólares que llegaron a las arcas de la República, no pudieron para darle un mínimo impulso a la Argentina. De hecho, la pregunta que surge es, ¿Dónde está la plata?

    En relación al PBI, entre junio y octubre 2018 se reconoce una caída del crecimiento del producto pasando del -0,5 a -1,7%.  Fue estrepitosa la caída del empleo de jearquia. En efecto, creció el desempleo. La inflación, de las mayores desde la hiperinflación, no resiste análisis al rozar el 50%. “El acuerdo de octubre alerta sobre los riesgos en la capacidad de repago ante una nueva devaluación de la moneda en el caso de no generar la confianza necesaria ante los mercados, teniendo en cuenta que una gran proporción de la misma se encuentra denominada en moneda extranjera (95,4% de la deuda pública bruta al 3er. Trimestre del 2018 )”, señala el informe y agrega: “En dicho acuerdo, además, las estimaciones son optimistas pero los técnicos del Fondo se ponen a resguardo planteando que las posibilidades de no cumplimiento son altas o que el sendero es sustentable pero de baja probabilidad”.

    Resulta llamativo que el FMI proyecte el mayor crecimiento de la Argentina en 2020, siendo que en ese año, será cuando el BCRA reciba la menor cantidad de divisas.

    Más en Sonido Gremial