• Otra empresa clave pone en suspenso la representatividad de Atilra Capital

    Después de mucho tiempo y vencidos los plazos exigidos por la Secretaría de Trabajo, el 8 de noviembre se van a llevar adelante las elecciones a Delegado General en la empresa La Serenísima Longchamps, suspendidas en un contexto curioso, y re convocadas en el mismo escenario.


    Algo más de 100 días pasaron desde los cinco que le exigía la Secretaría de Trabajo a la seccional Capital Federal de Atilra para que convoque a las elecciones de delegados generales en La Serenísima Longchamps, una de las empresas claves en el armado político del sindicato. Aun con nuevas irregularidades, el 8 de noviembre volverán a abrirse las urnas para contar los porotos que le den o quiten peso gremial al oficialismo lechero.

    Cristian Oliva es quien ostenta el cargo de Delegado General y mañana comenzará el camino hacia la revalidación de su puesto.

    En aquella oportunidad, los convocantes presentaron sendas falencias al momento de abrir los comicios, por lo que fueron ellos mismos quienes quisieron impugnar el proceso. Esto fue aprobado por los veedores del ministerio y, hasta la próxima. No había claridad en los candidatos del oficialismo en los padrones ni quienes los componían, ya que faltaban trabajadores.

    Nota relacionada

    El oficialismo de Atilra recibió un durísimo golpe electoral en una empresa clave

    El  23 de agosto, Trabajo le envía un dictamen a la seccional para que convoque en 5 días luego de la suspensión, orden la cual no se cumplirá hasta mañana, 8 de noviembre. El estatuto de Atilra marca que deben convocarse con dos urnas y algo se modificó de último momento.

    La seccional efectivamente convoca a las elecciones pero con una modalidad, otra vez, cuanto menos polémica. Será con 3 urnas y divididas por sectores de trabajo, y hasta algunos de ellos no fueron incluidos. Urnas “A”, “B” y “C”. En las últimas dos votan las áreas con mayor cantidad de trabajadores, aunque en la convocatoria no aclara cuántos, sino que declara que son “numerosos”.

    Será una elección clave para ambas listas (se vota delegado y sub delegados generales; y también por sector) ya que la oposición viene ganando espacios, lo que quedó demostrado el pasado 5 de julio en la empresa Danone, y la disputa por la representación lo tiene al oficialismo corriendo desde atrás.

    Más en Sonido Gremial