• Patricia Alonso firmó un convenio entre la Rel-UITA y la GAATW, para trabajar contra la Trata de personas

    En Lomas de Zamora, se pactó un acuerdo entre la Rel-UITA, el Comité Latinoamericano de Mujeres, que preside la argentina Patricia Alonso, y la GAATW, entidad que se dedica a embestir la Trata de Personas. Estuvo presente Sue Longley, secretaria general de la UITA, Chusa Álvarez, representante en América de la Global Alliance Against Traffic in Women, el uruguayo Gerardo Iglesias y la brasileña Jaqueline Leite.

    Panaderos, por intermedio de la Regional Latinoamericana de la UITA, el CLAMU y la Alianza  Global contra la Trata de Personas, firmaron un convenio por el cual las entidades se comprometen a llevar adelante trabajos en conjunto y enfrentar el flagelo de la comercialización ilegal de seres humanos.

    El acuerdo se rubricó en la localidad de Lomas de Zamora entre la panadera Patricia Alonso, secretaria general del gremio en la zona sur, de Organización de Fauppa y presidenta mundial del Comité de Mujeres de la Unión de Trabajadores de la Alimentación (Además, titular de la CLAMU). Estuvieron presentes la primera secretaria general mujer de la UITA en la historia, Sue Longley y Chusa Álvarez, representante de la GAATW (Global Alliance Against Traffic in Woman). También fueron de la partida Gerardo Iglesias, secretario general de la regional Latinoamericana de la UITA y Jaqueline Leite, de la CHAME (Centro Humanitario de Apoyo a la Mujer).

    Le española Álvarez sostiene que no se “ha avanzado mucho en las leyes anti trata” y existen “huecos muy grandes entre lo que dice la ley en el papel y lo que se implementa día a día”. “Estamos haciendo mucho foco en el crimen y en su persecución, pero se está quedando muy flojo el tema de la asistencia a las personas que son objeto de trata”. “Este convenio es muy importante porque desde la Alianza Global tenemos muy claro que uno de los puntos principales para luchar contra la trata es la protección de los derechos laborales, entonces poder hacerlo con sindicatos tan fuertes, es perfecto para continuar en esta línea”, cierra la representante de la GAATW en América Latina.

    Sue Longley es la primera secretaria general mujer en la historia de la UITA y la británica se refiere a la problemática de la alimentación en el mundo. “Es extraño, porque tenemos muchos alimentos en el mundo pero hay mucha pobreza, gran parte de la población mundial tiene hambre porque no tiene dinero para pagarlo. Cada afiliado tiene un debate nacional por delante para presionar y para cambiar las políticas de su gobierno”, sostiene. “No podemos tener una buena cadena de alimentación, si los trabajadores no tienen derechos”, agrega la británica, actual residente en Suiza.

    Más en Sonido Gremial