• URGARA le pide al presidente que excluya del decreto las exportaciones y movimientos por 15 días

    La Unión de Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (URGARA), reclamó en una carta dirigida al Presidente que se excluyan del decreto 297/2020 las exportaciones agropecuarias el acopio y movimiento de granos cereales, para evitar el contagio del coronavirus en los trabajadores del sector. “no entendemos es cómo empresas privadas extranjeras agroexportadoras que lucran con su actividad, puedan estar por sobre la salud

    La Unión de Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (URGARA), reclamó en una carta dirigida al Presidente Alberto Fernández que se excluyan del Art. 6 inc. 13 y 15 del decreto 297/2020, el cual detalla la lista de servicios esenciales en el marco del aislamiento social preventivo y obligatorio, a las exportaciones agropecuarias en todas sus formas y el acopio y movimiento interno y externo de granos cereales, con el fin de que sus representados no estén expuestos a posibles contagios de COVID-19 (coronavirus).

    Desde URGARA argumentaron por medio de una carta: “El Comercio Exterior debía ser considerado solo para actividades ‘impostergables’, es decir como una verdadera excepción a la regla, no como una habilitación a abrir la puerta de casa a extranjeros de países considerados de riesgo y por el sólo afán lucrativo de empresas multinacionales y de recaudación estatal”, y además por medio de la misma pidieron “suspender por quince días toda operatoria de intercambio de comercio exterior, pues consideramos que no es una actividad esencial en este momento de emergencia sanitaria.”

     En esta línea, recordaron que el objetivo del decreto es preservar y proteger la salud de los ciudadanos limitando al máximo las posibles vías de transmisión y evitando el contagio, y señalaron que “días atrás se dio ingreso a buques procedentes de países declarados por la OMS como de riesgo (como son China, Brasil y Chile) sin el cumplimiento de las medidas de control sanitarios y sin cumplir la cuarentena o aislamiento correspondiente; situación gravísima para nuestros habitantes, ello a la luz de los efectos que produjo el virus en otros países”.

    “Respecto de nuestros representados, hablamos de más de 3000 trabajadores de URGARA de los convenios de Control, de exportación y Puertos Privados, que se encuentran trabajando en la primera línea de contacto, sin contar el resto de las actividades de gremios hermanos, que también están en riesgo en los más de 20 puertos que se encuentran operativos. Estos son, sin lugar a duda, la puerta de ingreso del agravamiento del problema, ya que se pone en riesgo la contención de transmisión y contagio de COVID-19”, explicaron desde el gremio que conduce Pablo Palacio.

     “Las terminales dieron indicaciones precisas a su personal dependiente de no subir a bordo de los buques que arriben, como si eso fuera una protección ante los efectos de la pandemia. Lo que olvidaron es que, por otra parte, se obliga a subir a bordo a un montón de otros trabajadores como ser los trabajadores de agencia, los peritos, la estiba, los serenos etc. quienes inmediatamente luego terminar sus tareas a bordo de los buques, entran en contacto directo con ellos, en una muestra total de incoherencia”, denunciaron desde URGARA.

    Además, agregaron que también “se invita a concurrir a los puertos en forma diaria a unos 10.000 camioneros, que luego de realizar su trabajo vuelven a sus provincias”.

     “Sin perjuicio de las situaciones denunciadas, estamos claramente consustanciados con las medidas adoptadas por el PEN a nivel general. Entendemos claramente la gravedad de la situación de Pandemia nunca vista antes, y que puede terminar en una catástrofe sanitaria como pasó en varios países del primer mundo”, remarcaron desde el gremio.

     “Resulta inevitable en estos momentos, resaltar que hay actividades y servicios públicos que resultan esenciales e impostergables para una situación de crisis como la expuesta, tales como lo son las vinculadas a la salud, seguridad, industrias alimenticias etc. Lo que no entendemos es cómo empresas privadas extranjeras agroexportadoras que lucran con su actividad, puedan estar por sobre la salud, la vida y la seguridad de los trabajadores y de nuestro país”, concluyeron que integra la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) y la Federación Marítimo Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (FeMPINRA).

    URGARA – CARTA AL PRESIDENTE -25-03-2020

    Más en Sonido Gremial