• Alberto dijo hablar con sindicalistas, empresarios y el campo para que no suban los precios

    Alberto Fernández se mostró molesto porque desde la oposición quieren instalar el ajuste sobre los jubilados y justificó la inyección de 100M millones de pesos al mercado interno para la reactivación del consumo. Dijo haber acordado con gremios y empresarios para que los precios no suban.

    El presidente de la Nación, Alberto Fernández, se refirió a la Ley de Emergencia y, con cierto fastidio, apuntó a los que desde la oposición salieron a instalar que fue un ajuste y pusieron el foco en los jubilados. El Jefe de Estado dijo que acordó con sindicalistas, el campo y empresarios para que la medida de inyectar 100 mil millones de pesos al mercado interno, no haga subir los precios.

    “Hay que decir la verdad. Esta semana ha pasado algo increíble. Nosotros llegamos. Estamos volcando 100.000 millones de pesos para el consumo de los sectores más postergados y hambrientos de la Argentina. Estamos acordando con empresarios, sindicalistas y el campo para que esto no suba los precios y se vuelva un circuito virtuoso. Hacemos eso y dicen que saqué una ley de ajuste. Yo no puedo creerlo”, se ofuscó.

    Sobre las jubilaciones, Fernández: “Acabamos de dar un aumento en diciembre, dimos un adicional de diez mil pesos entre diciembre y enero y en marzo habrá un nuevo incremento. ¿Por qué hablan de congelamiento?“.

    Lo que sostiene el mandatario nacional no se aleja de la verdad, ya que las reuniones entre dirigentes sindicales y organismos privados y estatales se llevan adelante como plataforma para el impulso de medidas que reactiven el consumo. La semana pasada, desde Smata, se lanzó el Plan Estratégico 2020, apuntado al crecimiento en venta de autos y disminución de precios de las unidades, y es un proyecto que se trabajó conjuntamente entre el gremio que lidera Ricardo Pignanelli, las cámaras automotrices y el Gobierno.

    También, la Confederación de Trabajadores Municipales –CTM- que conduce Rubén “Cholo” García ya le envió al Presidente la nota con la propuesta de creación del Consejo Nacional de Empleo Nacional Decente, en el que se piensa ordenar el trabajo en los distintos municipios del país, incluso hasta en los sectores más alejados y postergados del país.

    También

    Con un proyecto que hace tiempo está en Casa Rosada, hasta desde la Administración Macri, desde Panaderos también fueron propulsores de un proyecto para que exista un pan solidario a menor valor y también, entre otros ítems, el gremio que lidera Abel Frutos, también le encontraba solución a reducir los valores de la harina, principal eslabón en la elaboración del producto y la eliminación de ciertos impuestos a su costo. Son alguno de los ejemplos, el Calzado, con Agustín Amicone a la cabeza, ha enviado innumerables proyectos para la elaboración de productos e intentar impedir el cierre de miles de fábricas de zapatos y zapatillas. Por demás también, Hugo Benítez, desde la Asociación Obrera Textil, una de las industrias más afectadas en la Era Macri. Igual la metalúrgica, con Antonio Caló (UOM) y permanentes reuniones con el sector que tiene alrededor de 80 mil despedidos en todo el país.

    También

    Aun hoy, existe en el Parlamento argentino, un proyecto que elaboró la Unión Ferroviaria de Sergio Sasia para la fabricación de vagones  en la Argentina y el mismo cuenta con el 100% de mano de obra nacional y casi el 90% de materia prima autóctona. Así, el crecimiento en el sector ferroviario y el resurgimiento de los diferentes talleres en el país sería exponencial.

    De esta forma, los gremios también han contribuido con propuestas concretas a nivel legislativo para el crecimiento de las distintas y Fernández piensa adoptar con cautela y tiempo, la idea de poder llevarlos adelante.

    Más en Sonido Gremial