• Desesperación: trabajadores de Sancor solicitan que la cúpula del gremio done sus dietas

    Los trabajadores de la firma láctea Sancor, solicitaron de manera desesperada que la cúpula sindical de Atilra Capital Federal donde sus dietas y viáticos a quienes desde 2015 se encuentran suspendidos y cobran el salario en cuotas y por semana.


    La plataforma de la crisis argentina tiene como principal exponente al Presidente de la Nación y a los integrantes del Poder Ejecutivo, con políticas seriamente comprometedoras para el sector industrial y comercial. Pero la caída notable de la industria nacional en el sector lácteo tiene un ejemplo fidedigno en la empresa Sancor, una de las principales lecheras de la Argentina.

    La desesperación de los trabajadores y trabajadoras de la firma ubicada en Panamericana y 202 alcanzó tal desesperanza que los propios integrantes de la empresa le solicitaron a la delegación Capital Federal de Atilra, representante sindical del sector, que cada integrante de la Comisión Directiva done sus dietas y viáticos a los fines de sensibilizar y ayudar a las familias. El pedido es a modo de emergencia y sería por el lapso de seis meses.

    Enteradas distintas comisiones internas del requerimiento de los delegados y haciéndose eco de la nota que viajó desde Don Torcuato, la propuesta ya fue aceptada por la Comisión Interna de La Serenísima Longchamps que encabeza Cristian Oliva, miembro del secretariado de la seccional Capital Federal, y durante la jornada de este viernes se trataría formalmente en la mesa Directiva. El pedido es extendido hasta los altos cargos de la seccional, desde el secretario general hacia abajo. Desde fines de 2015, los trabajadores de Sancor cobran el 75% de sus salarios, sin funciones y con los pagos en diferidos, y con disfrazadas dialécticas catalogadas “jornada libre”, con el empleado en su casa por 30 días. En la actualidad, los haberes se pagan hasta en cinco cuotas y las paritarias adeudadas desde el 2018.

    Las diferencias políticas e ideológicas  dentro de la CD provocaron hace tiempo fuertes ruidos dentro de las esferas de Atilra Nacional. En este caso, desde Longchamps solicitaron a la conducción regional porteña del gremio abandonar las “miradas personales” y las “soluciones mezquinas”. “Esperamos que nuestros pares de Comisión Directiva tomen la mejor decisión poniendo por encima de cualquier diferencia política e ideológica la necesidad urgente de nuestros compañeros”, pretendieron desde un comunicado de prensa.

    Por último, resta conocer la postura de la cúpula de Atilra Capital, para luego darse a conocer el procedimiento para girar las dietas y viáticos en formato solidario para los más de 200 trabajadores y familias que, algunas, cobraron este mes, $10.000.

    Más en Sonido Gremial