• Los Deliberys dicen que no son “esenciales para nadie, sino un peligro para todos”

    Los trabajadores repartidores siguen cumpliendo funciones y el gremio lo consideró un peligro para todos.

    El Delibery, dentro de lo que es esta pandemia horrorosa que tiene en vilo al mundo, ha sido exceptuado del DNU presidencial y que estableció el Aislamiento Social. En este marco, el gremio de los trabajadores del sector manifestó su descontento ante el riesgo que esto incorpora al escenario de contagios en el país.

    La Asociacion Sindical de Motociclistas y Mensajeros consideró que las expectativas de Alberto Fernández de ver a una sociedad en la casa y los deliberys asistiendo con el traslado de alimentos no fueron tales. “El Presidente se imaginó a los repartidores siendo esenciales en la provisión de alimentos para aquellas personas que son parte de grupos de riesgo, todo esto en el marco del “distanciamiento social” y las medidas de seguridad sanitaria correspondientes”, comienza el comunicado de la asociación conduce Marcelo Pariente.

    “La realidad nos devuelve escenas que atentan contra cualquier cuarentena”, se quejan los motociclistas que se desempeñan como repartidores. En ese atentado que mencionan, se refieren a “empresas que solo tienen por objeto seguir facturando, y que no realizan ningún control sobre sus trabajadores (los cuales ni siquiera tienen libreta sanitaria).

    Extiende la mano a sus trabajadores y lo califica como tales que tienen la “necesidad de ganarse la vida”, por lo que se “amontonan en una esquina generando un foco potencial de contagio (que luego viaja por cada domicilio de entrega), por el solo hecho de que algunas personas en medio de una pandemia que azota al mundo entero, tuvieron antojo de comer helado”. “Esto no solo no es esencial para nadie, sino que es un peligro para todos”.

    Más en Sonido Gremial