Notas Noticias

SiPreBA denunció penalmente la represión contra periodistas, camarógrafos y fotógrafos que no distinguió línea editorial

🔴Agustín Lecchi “Queremos que Bullrich entienda que no somos blancos móviles”🔵

Luego de los tristemente célebres hechos de violencia que se vivieron en las inmediaciones del Congreso de la Nación, en el marco de la protesta contra la “Ley Ómnibus” donde la represión de las fuerzas de seguridad, en especial las nacionales que dirige Patricia Bullrich, dio como resultado un centenar de heridos y detenidos.

En este marco, lo que puso en alerta y a tomar cartas en el asunto al Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA), fue la “casería” y violencia indiscriminada que tuvieron que soportar los trabajadores de prensa que se encontraban realizando la cobertura de la noticia.

“Las diferentes fuerzas de seguridad que reprimieron las protestas contra la Ley Ómnibus hirieron a 35 trabajadoras y trabajadores de prensa. El ataque no discriminó por línea editorial”, remarcaron desde el gremio y advirtieron con preocupación la clara intención de evitar que los medios de comunicación reflejen la realidad.

En este contexto, el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) denunció penalmente la represión contra periodistas, camarógrafos y fotógrafos que realizaron la cobertura de la movilización al Congreso de la Nación durante el tratamiento de la Ley Ómnibus, que se extendió del 31 de enero al 2 de febrero pasados.

La presentación se hizo junto a la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA) y al Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) para determinar las responsabilidades por el ataque brutal y deliberado contra 35 trabajadoras y trabajadores de prensa que fueron agredidos con balas de goma, quemados con gases irritantes o golpeados con tonfa mientras realizaban su trabajo.

La denuncia hecha ante el Juzgado Federal 6 de la Ciudad de Buenos Aires, donde se solicita ser querellantes, pidió que se investigue a efectivos de la Policía de la Ciudad, de la Policía Federal Argentina, Gendarmería Nacional Argentina, Prefectura Naval Argentina y Policía de Seguridad Aeroportuaria por lesiones, leves y graves -agravadas por abuso de la función y el cargo-, vejaciones, privación ilegítima de la libertad agravada por haber sido cometida por funcionario público y por el uso de violencia y abuso de autoridad.

En este sentido, desde el gremio de Prensa detallaron que “las y los trabajadores agredidos de medios privados, públicos y autogestivos estaban identificados como periodistas, fotógrafos o camarógrafos. Hay casos, incluso, en que fueron reprimidos cuando la señal del canal de televisión estaba en vivo, como por ejemplo el movilero de A24, que tenía micrófono en mano y estaba identificado con el logo del canal. Otro ejemplo es el caso de un camarógrafo de C5N, que fue rociado dos veces en la cara con gas irritante y estuvo más de 20 minutos sin poder abrir los ojos y luego, cuando se recuperó de eso, fue golpeado por la policía mientras registraba una detención”.

Y agregaron que “también fue detenido un fotógrafo que estaba realizando su trabajo y fueron baleados o quemados con gas irritante sobre el rostro u otras partes del cuerpo trabajadores de la agencia Télam, Associated Press, Página/12, Televisión Pública, Telefé, TeleSISA, Ámbito Financiero, La Retaguardia, Zuma Press, Anred y La Garganta Poderosa. Esto tiene como antecedente las agresiones a los equipos periodísticos de TN y Telefé, ocurridos durante la cobertura de la movilización del 27 de diciembre convocada por la CGT.

Por su parte, el secretario general de SiPreBA, Agustín Lecchi, señaló: “Parece que tenemos que explicarle a la ministra Patricia Bullrich que las y los trabajadores de prensa no somos blancos móviles. Las y los periodistas, camarógrafos y fotógrafos estaban ahí para cubrir una noticia, que era la movilización al Congreso en el marco del tratamiento de una ley, y estaban haciendo su trabajo que, muchas veces, termina después de la movilización, según definan las diferentes empresas para las que trabajan”.

“El ataque y hostigamiento constante contra quienes desarrollábamos nuestro trabajo estuvo en manos de las cuatro fuerzas federales que actuaron amparados en el protocolo que implantó Bullrich y el gobierno de Milei”, señaló el dirigente.

En esta línea, Lecchi apuntó: “Pareciera que el ataque contra la prensa buscaba que no se informara sobre lo que ocurría porque los ataques fueron contra periodistas que trabajan para los más diversos medios, con diferentes líneas editoriales”, agregó Lecchi.

Además, SiPreBA -junto a otras organizaciones- denunció el incumplimiento por parte del gobierno de Javier Milei de los estándares de libertad de expresión ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y a la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión. Este incumplimiento se expresa no sólo en la represión a los trabajadores de prensa sino también en la intervención del sistema público de medios (Télam, Radio Nacional, TV Pública y las señales Encuentro, Paka y DeporTV) y la intención de privatizarlo.

El SiPreba advierte sobre la represión policial a trabajadores de Prensa con más de 30 trabajadores heridos

También se presentó como amicus curiae en una causa impulsada por la legisladora porteña Celeste Fierro (MST-Frente de Izquierda), para que se declare la inconstitucionalidad del “Protocolo para el mantenimiento del orden público ante el corte de vías de circulación”.

Más en Sonido Gremial

0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar de

0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios